Disfrutemos Juntos

Aprendiendo / salud

La alimentación es una aventura familiar

Seguramente has escuchado que la familia es la base de la sociedad. En la familia crecemos, aprendemos, convivimos y de ahí llevamos al mundo todo lo que ahí recogimos.

¿Has notado que el lugar donde más te reúnes con tu familia es la cocina? ¿Qué será que nos atrae a ese mágico lugar de la casa? Tal vez sea la comida y nuestro deseo de crear y disfrutar. ¡Pero qué mejor idea que hacerlo en familia!

En la actualidad muchas familias han dejado de comer juntos debido a que viven de prisa y tienen muchas actividades. ero debemos revalorar las comidas o cenas familiares pues es la oportunidad de platicar sobre nuestro día, compartir una saludable y rica cena, y alegrarnos de estar juntos. La familia que come unida, permanece unida. Toda la planeación y preparación; poner la mesa, darle un toque especial con velas o flores, decidir un menú balanceado, incluir un postre saludable, preparar una bebida novedosa, pensar en decorar cada platillo, son oportunidades de crear y disfrutar juntos. Ahora, no siempre podremos disfrutar de nuestro alimento preferido, habrá veces que tendremos que comer algo porque es bueno para nosotros o que probamos algo nuevo y no es de nuestro total agrado, pero no nos desanimemos. Probemos de nuevo, intentemos varias veces y probablemente nuestro paladar se adapte a ello o hasta se convierta en algo que nos encante comer. Desayunos, comidas o cenas especiales cada semana o cada mes, sin interrupciones, sin llamadas telefónicas, sin televisión, centrándonos en la familia, en convivir y platicar, y claro está, en recoger y limpiar para estar listos para nuestra próxima comida juntos.

Regresar