El poder de mis pensamientos y actitudes. ¡Yo puedo!

Aprendiendo / salud

No hay tarea más difícil, situación más complicada, proyecto más grande que no puedas llevar a cabo cuando tienes una actitud positiva. Los pensamientos cambian la dinámica de nuestras células y éstas comunican a nuestro cuerpo que tiene o no la capacidad de llevar a cabo algo con éxito.

Cuando nuestros pensamientos son negativos, como “qué difícil”, “no puedo”, “qué aburrido”, “no lo voy a lograr”, “qué flojera”, cada parte de nuestro cuerpo lo recibe como una verdad que nos envuelve y nos lleva más fácilmente al fracaso.

En cambio si a pesar de todo nos mantenemos positivos y pensamos que podremos lograr el objetivo, la tarea se vuelve más fácil, pero sobre todo más disfrutable. Independientemente del resultado, el simple hecho de disfrutar el proceso nos vuelve ganadores.

Así que recordemos que el entusiasmo alimenta nuestra capacidad de logro. Vivamos en positivo. En esta vida, todo lo que se nos presenta es una oportunidad de crecimiento y no hay nada que no podamos lograr.

Regresar