¡Adiós Gérmenes!

Aprendiendo / salud

Todos tenemos un cuerpo qué cuidar con esmero. Para mantenernos sanos debemos lavar nuestro cuerpo, cepillarnos los dientes, cepillarnos el pelo y cortarnos las uñas. Hacer todo esto es darle un buen cuidado a tu cuerpo y mantener una buena “higiene”.

A veces creemos que estamos limpios, pero la tierra, los gérmenes y las bacterias son muy pequeños para verlos a simple vista. Por eso, aunque parezca que estás limpio, después de un día entero de jugar, estudiar y convivir con tus amigos, muy probablemente tengas bacterias y gérmenes.

Es normal que tengas gérmenes en tu cuerpo, pero, cuando son muchos y tu cuerpo no puede combatirlos todos, entonces te enfermas.

Ayúdale a tu cuerpo
Tus manos son las mejores amigas de los gérmenes ya que con ellas tocas muchas cosas que están sucias. La piel protege a tus manos para que los gérmenes no entren a tu cuerpo. Pero, si con tus manos tocas tu boca, te chupas los dedos, te rascas la nariz o te tallas los ojos, entonces pasarás los gérmenes al interior de tu cuerpo.

Es por eso que DEBES LAVAR TUS MANOS antes de comer para que no lleves los gérmenes a la boca. Lava tus manos después de jugar afuera en la tierra, en el parque y después de hacer deportes. Pero lo más importante es lavar tus manos después de ir al baño.

BAÑARSE DIARIAMENTE. Con el agua y jabón del baño, los gérmenes, el sudor y la suciedad se irán por la coladera.

Después de bañarte, CEPILLA TU PELO. Cepillarte el pelo ayuda a esparcir el aceite de tu cuero cabelludo y llevarlo a las raíces de tu cabello para que se mantenga sano.

Las uñas, cuando están largas, también son los lugares preferidos de la suciedad. Por esoCORTA TUS UÑAS.

Y no te olvides de CEPILLARTE LOS DIENTES.

Regresar